viernes, 14 de marzo de 2014

BOLETÍN DE INSCRIPCIÓN. MODIFICACIONES.

Clínica Mentes informa que, ante la demanda de inscripciones recibidas con posterioridad a la fecha 10 de Marzo de 2014, se ha decidido ampliar el descuento que se aplica a la inscripción hasta la fecha de cierre de matriculación, es decir, hasta el 24 de Marzo de 2014.

Adjuntamos el boletín de inscripción con la consecuente modificación, es el siguiente:

I JORNADAS.

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).
Málaga, el 28 y 29 de Marzo de 2014.

BOLETÍN DE INSCRIPCIÓN.

IMPORTANTE: por favor rellene todos los datos en letra mayúscula y utilice un formulario por cada inscripción. Rogamos envíe el formulario junto con el justificante de pago a la siguiente dirección de e-mail: clinicamentesmalaga@gmail.com

NOMBRE Y APELLIDOS:
NIF:
DIRECCIÓN:
C.P.:                                                                      LOCALIDAD:
TELÉFONO:                                                          MÓVIL:
CORREO ELECTRÓNICO:
DATOS PROFESIONALES:
ESTUDIANTE:                                                       TITULACIÓN:
PROFESIONAL:                                                    TITULACIÓN:                       
EN ACTIVO:          S              N                             LUGAR DE TRABAJO:         

CUOTAS-FORMA DE PAGO.


INSCRIPCIÓN

Del 24 de Febrero al 24 de Marzo
ESTUDIANTES*
72€
PROFESIONALES
90€

*Previa acreditación dl correspondiente carnet de estudiante.

PAGO DE LA INSCRIPCIÓN.

Pueden realizar el pago mediante transferencia bancaria a la entidad siguiente:
CAIXA.
Nº de Cuenta: 2100-7501-10-2200133098
Beneficiario: CLÍNICA MENTES.

GASTOS DE CANCELACIÓN.

Todas las cancelaciones deberán ser por escrito. Las cancelaciones recibidas antes del 24 de Marzo darán derecho al importante abonado excepto el 20% en concepto de gastos administrativos. Las devoluciones se harán tras la Jornada. Las cancelaciones recibidas a partir del 25 de Marzo no tendrán derecho a devolución. 

lunes, 24 de febrero de 2014

BOLETÍN DE INSCRIPCIÓN CURSO TDAH


Nuestro proyecto es Sergio


Hoy en Clínica Mentes investigamos sobre los síndromes de microdelección, alteraciones poco frecuentes, ya que en el mundo se han contabilizado alrededor de unos cuarenta casos. Estos síndromes son definidos como un grupo de desórdenes caracterizados por una pequeña  delección (gen no se ajusta a lo establecido por faltar un trozo del cromosoma) de un segmento del cromosoma que abarca múltiples genes asociados a enfermedades o trastornos y cada uno contribuirá al fenotipo de manera independiente.
Los cambios genéticos en las microdeleciones  no son detectables por las técnicas habituales de resolución de bandas empleando cariotipos de rutina o de alta resolución, sino que se requiere de la aplicación de técnicas de citogenética molecular.
Como podéis comprobar,  no es tarea fácil clarificar la presencia de estos Síndromes, y además requiere, como comentábamos anteriormente, de técnicas sofisticadas.
Por lo que conocemos, el único caso diagnosticado en España es el de Sergio, un pequeño de dos años que sin duda nos ha llegado al corazón. Sus padres no atraviesan un buen momento y desde Clínica Mentes apostamos sin duda por él.

Sergio logró alcanzar su reto en un programa de televisión de la cadena autonómica andaluza y para Clínica Mentes ahora su reto es ayudar a Sergio.

 


Clínica Mentes apoya vuestra causa, mucho ánimo!!



Puedes ver nuestra intervención en el tiempo 1:15:15 en el siguiente link:

 

 
Rocío Gómez Carrillo
Nº COL.3908
@Rociogc82

martes, 11 de febrero de 2014

Dificultades Específicas de Aprendizaje I

Hoy introducimos en Clínica Mentes las Dificultades Específicas de Aprendizaje y en las próximas semanas las iremos concretando y ejemplificando. La prevalencia de dichas dificultades oscila del 2 al 6 %. Dentro de ellas se incluye al alumnado que tiene problemas para el aprendizaje de la lectura, de la escritura y de las matemáticas. Estas dificultades son de elevada gravedad, pero si son detectadas a tiempo se compensan con una intervención adecuada, basada en adaptaciones ajustadas a las necesidades del alumno /a con dificultades. En cambio, si son detectadas tardíamente o los métodos de intervención son equívocos, estas dificultades pueden empeorar.
Las Dificultades Específicas de Aprendizaje (Lavigne y Romero, 2005) son más frecuentes en varones, pueden darse a lo largo de toda la vida y son de carácter intrínseco, es decir, son debidas a una alteración neurológica que causa  retrasos en el desarrollo de funciones psicológicas que están implicadas en el aprendizaje. En este momento es importante señalar que aunque las Dificultades Específicas de Aprendizaje, pueden darse con otros trastornos, aunque no son causadas por ellas.
Diversos estudios de Neurociencia,  han demostrado que no existe un área o hemisferio del cerebro encargada exclusivamente de que se produzcan los aprendizajes. Más bien, sería una responsabilidad compartida.
Por otro lado, a la hora de diagnosticar estas dificultades, en raras ocasiones podemos hacerlo antes de que se inicie la lecto-escritura o el aprendizaje de matemáticas. Aunque sí podemos identificar determinados Factores de Riesgo como son:
·        Lagunas en los prerrequisitos de la lectura: falta de metalenguaje, léxico restringido y presencia de procesos de simplificación fonológica.
·        Dificultades en la identificación de los rasgos distintivos de las letras, así como errores en su traslación escrita.
·        Demora en la adquisición de conceptos básicos como pueden ser la numeración, asociación, razonamiento, planificación, etc. 
·        Retrasos en el uso de los Procesos Psicológicos Básicos  
·        Déficit en el uso de Memoria de Trabajo y atención sostenida.
Como cualquier otra dificultad, las Dificultades Específicas de Aprendizaje varían mucho de un caso a otro, por tanto su pronóstico diferirá según las condiciones y características de cada uno.
En las próximas semanas explicaremos los subtipos de Dificultades Específicas de Aprendizaje, avanzamos cuáles son para que las podáis identificar:
·        Dificultades Específicas en el Aprendizaje de la Lectura (problemas de reconocimiento o de comprensión)
·        Dificultades Específicas en el Aprendizaje de la Escritura (disgrafía o dificultades de composición escrita)
·        Dificultades Específicas en el Aprendizaje de las Matemáticas (dificultades de cálculo y resolución de problemas).

 

Minerva Jiménez Saborido Nº COL: 4005

lunes, 10 de febrero de 2014

Protección vs sobreprotección en los estudios


No puedo pensar en ninguna necesidad en la infancia tan fuerte como la necesidad de la protección de un padre. (Sigmund Freud)

 Hoy nos inspiramos en un anuncio de bebida burbujeante cuyo slogan era el siguiente: “Un brindis por aquella que renegaba de la madre y terminó pareciéndose a ella”.

 Pues bien, Clínica Mentes, va a dedicar unas líneas a los padres. Tema de vital importancia, y que sin duda influye y marca sobremanera. Como los hijos/as nos vamos convirtiendo en ellos desde el aspecto indudablemente físico hasta el detalle más insignificante de personalidad. Llegando a la conclusión,  cierta o no, de que si nos parecemos a nuestros antecesores, seremos los mejores padres del mundo.

Ser padres no es una tarea fácil, ya que en ocasiones es difícil saber cómo actuar. Porque no es mejor padre aquel que permite todos los caprichos a sus hijos, ni tampoco el que no lo premia o no le da “ese gustillo” y utiliza como excusa el siguiente argumento: “es para que aprenda a vivir sin tener lo que ansía”.

 Esto nos lleva a recordar un aspecto totalmente generalizado pero mal considerado: la protección.

 La protección hacia el hijo es un hecho innato, sumamente importante, puesto que nadie desea que a su hijo le ocurra algo desagradable o dañino. La línea divisoria entre protegerlo y dejarlo en manos del destino es muy fina y, darse cuenta de ello, es muy difícil. Por eso, en multitud de ocasiones se confunde con la sobreprotección. En este blog nos centramos en la protección vs sobreprotección en los estudios.

 ¿Cuántos padres existen que no se preocupan de las tareas académicas de sus hijos? Preferimos no saberlo y actuar contra ellos. ¿Cuántos padres que se preocupan demasiado? El resto. Pero esto último, en algunos casos, se lleva a términos insospechados, hasta tal punto en que las notas escolares de ciertos chicos son el 50% de ellos y el otro 50% de los padres.

 Estos alumnos a medida que avanzan los cursos escolares, van creándose unas inseguridades generadas por el miedo al fracaso, por el hecho de estar “acostumbrados” a estudiar con papá o mamá. Y de ahí al rechazo por los estudios hay un paso. Este comentario puede resultar exagerado, pero por desgracia es real.

 La llamada de atención que propone Clínica Mentes es para, precisamente, ese grupo de padres que estudian con ellos, sin dejarles una mínima autonomía personal.

De lo que se trata es, por un lado,  de apoyar y ayudar en la medida de lo posible, de la confianza que se  deposite en los chicos; y por otro de asesorarse con profesionales como nosotros, sobre la manera de realizar dicho apoyo y organización.

 Si se ha sentido reflejado en este aspecto, no se preocupe. Hay formas de solventarlo, por ejemplo:


·       Ir “descolgándose” de alguna asignatura (“Esta asignatura que te gusta ya la vas a hacer tu solo”)

·       Ofrecerle su ayuda como es preguntarle el temario cuando haya lo estudiado individualmente.

·       Premiarle solamente los éxitos y apoyarle en los fracasos

·       En caso de fracaso, cuando sea necesario un castigo pero eventual, no prolongado en el tiempo (ya que de esta manera no se desmotiva)


Estas estrategias y muchas más,  son las que se ofrecen en Clínica Mentes.

 Nuestro fin es dotarle de dichas técnicas  para que los niños aprendan de la mano amiga de los padres, pero que  los padres sean conscientes de cuándo soltarla.
 
María Victoria Gálvez Doña Nº COL: 29/1009

martes, 4 de febrero de 2014

Si quieres, puedes...




Esta semana en CLÍNICA MENTES, conocemos  un nuevo tipo de Dificultades de Aprendizaje, se trata del Bajo Rendimiento Escolar. Este problema es de moderada gravedad y de afectación personal, aunque es recuperable si se toman las medidas adecuadas.

Romero y Lavigne (2005) definen el Bajo Rendimiento Escolar como  una serie de alteraciones en los procesos de Enseñanza y Aprendizaje, que hacen que una persona rinda por debajo de lo que sus capacidades le permiten, que se manifiestan como dificultades de aprendizaje e inadaptación escolar, tanto de forma general como en áreas específicas.

El Bajo Rendimiento Escolar se puede dar a lo largo de toda la escolaridad, aunque se ve más acentuada en los últimos cursos de la Educación Primaria y en la Secundaria.

Suele ser promovido por causas extrínsecas como unas inadecuadas pautas educativas o malas influencias procedentes de los iguales. Aunque a veces, se dan de forma conjunta con factores intrínsecos como la baja motivación, retrasos psicolingüísticos, trastornos de conducta, etc. Todo ello, hace que el alumno no se adapte a las exigencias del sistema educativo. Por tanto, el Bajo Rendimiento Escolar, al igual que el resto de Dificultades de Aprendizaje, se puede dar de forma conjunta con otros trastornos intrínsecos, aunque no constituyen el origen de dicha dificultad.

A continuación, enumeramos las manifestaciones del Bajo Rendimiento Escolar según detectan Romero y Lavigne (2005):

·         Dificultades en el Aprendizaje de carácter inespecíficos.

·         Inadaptación escolar.

·        Dificultades en el Aprendizaje que afectan a todas las áreas como las dificultades en procesos psicolingüísticos. (que hacen tener unos índices de comprensión lectora y composición escrita entre dos y cuatro cursos por debajo del rendimiento esperado).

·         Falta de motivación de logro (Dependerá de las expectativas, de la conciencia de la propia capacidad, de la autovaloración, etc.)

·         Déficit de procedimientos y Metaconocimientos implicados en el aprendizaje, como las estrategias, o los procedimientos de autorregulación.

·         Dificultades para la adaptación escolar como los trastornos de comportamiento.

·         Lagunas en los aprendizajes.

Generalmente, las personas con Bajo Rendimiento Escolar, han sido calificadas como malos estudiantes y otras veces se suelen confundir con otros trastornos como el Trastorno Oposicionista Desafiante, Trastorno de Comportamiento, Privación Sociocultural, o con Problemas Escolares.

Antes de despedirnos, queremos mostraros el caso de Javier para que conozcáis qué es el Bajo Rendimiento Escolar de forma práctica.

Javier estudia 1º de ESO, y no es buen estudiante. Desde 3º de primaria suele suspender la mayoría de los exámenes, no está motivado ante los estudios y suele afirmar que él “no vale para estudiar”, quiere trabajar en la frutería de su padre. Su grupo de amigos, son todos mayores que él, y la gran mayoría ya han abandonado los estudios. Javier quiere ser el “líder de la clase” haciendo bromas y pareciendo maduro. Aunque en lo referente al lenguaje siempre ha mostrado problemas, tiene un vocabulario reducido, y poca capacidad de expresión.

Sus padres generalmente no suelen acudir a las tutorías,  ya que ambos trabajan casi todo el día en la frutería. Ellos consideran que Javier es un “caso perdido” y esperan  a que cumpla los dieciséis años  para que pueda trabajar con ellos.

Si tu caso es similar al de Javier, o te recuerda a alguien, no lo dudes queremos conocerte o conocerlo. Anímate y coméntanoslo en nuestro Blog y te ofreceremos orientación para mejorar.

Recuerda “aprender tiene valor en sí mismo”; es necesario formarse y como mínimo obtener la Educación Básica Obligatoria. Después existen multitud de caminos que con ayuda a la hora de decidir; podrás emprenderlos.
 
Minerva Jiménez Saborido
 
 

martes, 28 de enero de 2014

Problemas de matemáticas

Hola soy Roberto, estudio 1º de E.S.O,  en un Instituto de un pueblo próximo a Málaga. Hasta ahora no había tenido muchos problemas en los estudios (mi historial académico era normal), pero últimamente me va bastante mal en la asignatura de matemáticas.
Mis padres han estado hablando con el profesor de matemáticas, el orientador y mi tutora. Ellos les han comunicado que presento Dificultades de Aprendizaje del tipo “Problemas de Aprendizaje”.
Al principio, se asustaron mucho al escuchar dicha terminología. Estaban muy preocupados por si mi caso era grave, pero la tutora  les garantizó que no, ya que ella había conocido muchos casos en los que estos problemas se daban de forma conjunta con otros, tanto de forma intrínseca, o  extrínseca. También les dijo que este problema no perdura por siempre, y si se tienen en cuenta una serie de medidas se pueden reducir notablemente. Además, como generalmente me afectaba al área de matemáticas, todo sería mucho más fácil.
Mis padres me explicaron que los problemas de Aprendizaje son una serie de alteraciones en los Procesos de Enseñanza y Aprendizaje, que se manifiestan como dificultades en los aprendizajes y en la adaptación escolar. Generalmente se suele presentar al final de la primaria o en la E.S.O. Por tanto, no es ninguna enfermedad, ni un problema que me afecte a nivel neuropsicológico, sino que depende de unos factores sociales o educativos.
Tras esta larga explicación… no entendí ni una sola palabra, yo sé realmente lo que me sucede con las dichosas matemáticas: no me interesan ni el profesor me resulta motivador.
Entonces mi padre como es  mecánico, me lo expresó de otra manera para que me quedase más claro usando como ejemplo el de los coches. Me dijo que yo era un coche con un gran motor, pero que mi forma de conducir no me permitía tomar bien las curvas y acababa estrellándome. Para mejorar debería aprender una nueva forma de conducción, así en la carretera tomaría las curvas sin tantos problemas.   
En definitiva, mis problemas con las matemáticas, al igual que  los problemas escolares en general tienen carácter reversible  (no son para siempre) y suelen estar vinculadas a contenidos y a materias concretas.
Se puede mejorar con métodos apropiados que se adapten a mis necesidades y me motiven. Por esta causa, mis padres me llevaron a CLINICA MENTES y allí, han establecido conmigo unas pautas para trabajar tanto en el instituto como en casa.
Yo lo estoy consiguiendo gracias a un programa de motivación y actividades de razonamiento matemático. Lo que más me gusta es que algunas las hago en mi ordenador.
 
Minerva Jiménez Saborido .